Existe cierta confusión entre lo que de forma popular se entiende como realidad virtual y lo que consideran los expertos. Por ello considero pertinente acotar ciertos conceptos.

El año 1994, Paul Milgram y Fumio Kishino introducen el concepto de continuo de la realidad mixta para intentar clasificar los dispositivos de realidad virtual existentes en la época. Propusieron un eje imaginario que iba desde un entorno «real» hasta un entorno «virtual», que suponía la visión de objetos generados por computador. Sobre este eje situaron, de izquierda a derecha, estos conceptos:

  • La realidad aumentada, consistente en la superposición de imagen digital sobre la imagen procedente del mundo físico, que consigue aumentar nuestra experiencia del mundo real.
  • La virtualidad aumentada, que consiste en aumentar el entorno virtual a partir de los estímulos procedentes del mundo físico.
  • La realidad virtual, en que la experiencia que viven los participantes está basada en estímulos generados digitalmente.

Para rehuir de ciertos tópicos que coartan las posibilidades creativas de la realidad virtual, Narcís Parés y Roc Parés proponen una nueva definición, que supera la necesidad de realismo, la vinculación con los entornos 3D o la dependencia de dispositivos físicos (las gafas de realidad virtual o los cascos de visualización):

La realidad virtual es una interacción con estímulos digitales generados en tiempo real

Narcís Parés y Roc Parés (2020), «Realidad virtual». UOC.

Para estos autores, uno de los elementos centrales de esta definición es la interacción, entendida como la posibilidad de que la aplicación entienda y responda a las acciones del usuario, y el tiempo de respuesta del sistema debería ser lo más próximo posible a cero. También procura no restringirse únicamente a la visión, sino que considera que pueden estar implicados cualquiera de nuestros sentidos: la vista, el oído, el tacto, el olfacto, el gusto y el equilibrio o las sensaciones motrices.

Atendiendo a esta definición, los vídeos de 360º pregrabados no serían -estrictamente hablando- realidad virtual, ya que no hay interacción ni procesamiento de la respuesta en tiempo real.

Para más información, recomiendo el blog sobre Realidad mixta de la UOC.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.